20 de enero de 2010

¡AH QUE TIEMPOS PARA RECORDAR!

Faltan trece dias para que me haga mas vieja, pero no me importa, la edad es de las cosas que me tienen sin cuidado, por el momento. Alguna vez una amiga me dijo que yo siempre serìa la eterna niña, con la misma cara y siempre sonriente, tenìa razòn. Aùn asì no estoy exenta de sentir nostalgia por los viejos tiempos.

Esta tarde cuando estaba atrapada en el tràfico, buscando consuelo en el zapping radiofònico, de repente escuchè una canciòn que provocò en mi una gran sonrisa y que mi piel se pusiera chinita. El tema era "Estaciòn Lunar" de la Gusana Ciega. Recordè los dias de principios de los dosmiles, cuando despues de rehusarme mil veces caì ante el encanto de Dani, descubrì que me encantaba su voz, que disfrutaba las tardes escuchàndolo, y que sus frases podìan hacerme suspirar y añorar muchas cosas.
Aquellos dias olian a sol y aire fresco, sabian a agua mineral con mermelada y se veian de un inquietante color naranja azulado.

¡ah, que tiempos para recordar!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Nos estamos haciendo viejos Don Susanito...".

kat dijo...

ya ni digas, luego me dices donde tramitar mi tarjeta de descuentos de la senectud, tu ya has de tener experiencia en esos menesteres