3 de diciembre de 2009

CAPITULO 2: Like a Friend I.

"Don't bother saying you're sorry. Why don't you come in
Smoke all my cigarettes again. Every time I get no further
How long has it been?. Come on in now, wipe your feet on my dreams
You take up my time. Like some cheap magazine
When I could have been learning something
Oh well, you know what I mean, oh.
I've done this before, And I will do it again..."
Jarvis Cocker, Like a friend.



Despertè a la hora acostumbrada. Casi zombie me dirigì a la cocina a prender la cafetera. Las noticias decian lo mismo, tràfico espantoso, el muerto del "starsucks" y las pompas de la Guzmàn. En ese momento mi agenda gritò. La saquè del maletìn y ahi estaba el aviso "cita con Pseudo-Jarvis, hoy a las 5 de la tarde". ¡Nooo, por un momento lo olvidè!, esa tarde era el reencuentro con mi eterno platònico.
Tomè una taza gigante de cafè chiapaneco y me dispuse a organizar mis asuntos de trabajo, con la finalidad de dejar la tarde libre.
Me bañè y ahi empezo el martirio, la pregunta del millòn: "¿què me voy a poner?". Era imposible regresar a casa solo para cambiar el look, y tambien el cargar una muda de ropa, ¡que web!. Ahi estaba, entre la bola de prendas, decidiendo que me harìa lucir bien bonita. No hubo mucha alternativa, este año me diò por sentirme còmoda con ropa negra y morada, asi que tuve que elegir entre dos outfits: uno leggins negros con un vestido color uva, el otro unos jeans claiborne que me sientan muy bien y una blusa con escote de ojal negra, obviamente. Decidì tomar el segundo, mas còmodo e iba mejor con mis puma blancos.
_____________________________________________________________________________________

Salì de casa, y me dispuse a hacer las labores del dia.
A la hora de la comida, mientras engullìa un plato de ravioles, mi estòmago empezò a hacerse bolas. Y obviamente mi pàncreas trabajaba como loco. empezaron a asaltarme las dudas: "¿y si no llega?, ¿y si se le olvida?, ¿y si al verme se echa a correr?". Despues, mi hermana, que era mi compañìa, me preguntò si habia confirmado la cita. ¿Queee, tenia que hacerlo?, noooo nunca. Siempre he pensado que cuando quedas en algo,eso se respeta y si te comunicas con la otra persona es solo en caso de cancelar. Aun asì, mi pànico creciò, y mas al escuchar a mi adorable Rebequita decir: "que valor, sin confirmaciòn, yo no me arriesgaria".
Era un manojo de nervios.
_____________________________________________________________________________________

Llegue al lugar de la cita media hora antes. Siempre lo hago asì porque encontrar estacionamiento en esta ciudad puede ser una mision imposible. Afortunadamente encontre al franelero buena onda que accediò a hacerme un huequito en su calle. Tenia treita minutos para merodear, y ponerme mas nerviosa.
Decidi meterme a un museo, mi pensamiento fuè relajarme con arte, para no pensar lo peor.
Veinte minutos despues, sonò mi telèfono. "Lleguè temprano, ya estoy aqui, te espero a la hora en punto". Era mi platònico, que ya me estaba esperando.
Como aprendì despuès de dos años de trabajar con inglesas, la puntualidad es llegar a la hora exacta, nada de diez minutitos antes o despues, pues que espere. Asì que salì del museo y calcule mi paso para hacer los diez minutos y llegar a las cinco en punto.
_____________________________________________________________________________________

Mi estùpido corazòn latìa a mil por hora, mis manos estaban hùmedas. Por un momento pensè en salir despavorida corriendo en sentido contrario. Pero mi pàncreas le ordenaba a mis piernas caminar directo a el.
Lo encontrè, de piè, buscandome entre la multitud que entraba en ese momento al cafè. Me puse frente a el, nuestras miradas se cruzaron y de inmediato nos abrazamos, alcancè a sentir que su corazon tambièn latia como loco y sus manos temblorosas que me estrecharon timidamente. Ahi estabamos dos desconocidos conocidos reconociendonos...

...Continuarà en el Capìtulo 3.

1 comentario:

miss eccetera dijo...

aaaaaaaaaargh!!!!!! escribe el próximo capitulo yaaaaaaa! es una orden!!!! jajajaja

U_U (ok, ya...así me pongo cuando me dejan picada) (sin albúr jaja)