3 de diciembre de 2009

CAPITULO 3: Like a Friend II.

"...Let me tell you now: it's lucky for you that we're friends"
Jarvis Cocker, Like a Friend.


Ahi estabamos, abrazàndonos, temblorosos y emocionados. Cuando nos separamos nos sentamos y apareciò el clàsico silencio, nada mas que èsta vez no tuvo nada de incòmodo. Era muy agradable, los dos callados, viendonos a los ojos. Yo lo recordaba asi como estaba, delgado, alto, con unos ojos miel que me podìa comer, un look absolutamente londinense y un delicioso aroma. En cambio su mirada parecìa ver a alguien diferente en mi, intentaba reconocerme, lo notè inquieto, repasandome de pies a cabeza, como que era increible que yo fuera la que estaba frente a el.
"¿Que van a tomar?", preguntò el mesero inoportuno. Yo ordenè un Prince of wales (de dos minutos, no mas, no menos) y un panquè de frutas. El un expresso y un pay de lima.
____________________________________________________________________________________

Incrèdulos de que estuviera sucediendo seguiamos vièndonos, hasta que me animè a preguntarle porque me veia con tanta insistencia. Se puso nervioso, pero se decidiò a confesarmelo: "Yo te recordaba diferente. Hoy que te veo y estàs màs linda, el tiempo te ha sentado muy bien". Tuve que hacer uso de mis reservas de glucosa para no caerme de la silla. Lo ùnico que atine a decir fuè gracias, y seguramente mis mejillas se pusieron rojo cereza.
_____________________________________________________________________________________

Liberados un poco de los nervios comenzamos a platicar. Cabe mencionar que me caracterizo por decir mil cosas y contar mis anècdotas de tal manera que terminan siendo casi dramatizaciones y obviamente causando mucha risa. Asì que empecè a contarle en que andaba y las carcajadas llegaron a borbotones. Nuestra mesa se convirtiò en la mas ruidosa. Se reia y me tomaba de la mano para decirme lo genial que era. Tocò el turno a èl, me platicò que hacia, sus proyectos y hasta me invitò a viajar con el por Europa el pròximo verano.
_____________________________________________________________________________________

"A todo esto, ¿porque te acordaste de mi?", le preguntè. Se quedò callado unos segundos, regresaron los nervios a el y decidiò contarme todo.
Resultò que el desde hace tres años siempre quiso acercarse a mi, pero yo no le parecia como las demàs, lo ponia nervioso y a el le daba mucha pena eso. Ademàs pensò que yo no me interesaba en èl y que de cualquier modo yo nunca lo tomarìa en cuenta.
"¿Queee?, estabas loco, que tonto", fuè lo que saliò de mis labios. "Yo tambien te veia como imposible, me gustabas mucho, y siempre pensè que no te interesaba por eso me aleje"
Ahì estabamos un par de loosers, declarandonos nuestro amor fallido. Esto nos causo mucha risa, y de nuevo comenzò el escàndalo de la mesa 4.
_____________________________________________________________________________________

Repuestos de las carcajadas se puso muy serio y me dijo que si no fuè en el pasado, teniamos mucho presente y futuro. "Deberiamos intentarlo, anda tu y yo, nos queremos, nos llevamos muy bien, que podemos perder".
Mis cuerpo empezaba a derretirse y mi pàncreas decìa a gritos,"dile que si, aceptalo". Pero mi cerebro que es mas frìo y no se anda con cosas me recordò lo bien que estoy en este momento, y me hizo imaginar que quiza no era adecuado aceptar la propuesta, ya que en realidad no lo conocìa.
Le dije No, que el tiempo habia pasado y no podiamos vivir un romance juvenil que no pudo ser en su momento (aqui saliò mi histrionismo estilo Juan Osorio).
Yo seguia sintiendo acaso un par de abejas revoloteando en mi estòmago, pero no estaba dispuesta a perderlas por una mala decisiòn. Asì que le ofrecì mi amistad sincera, y la oportunidad de darle tiempo al tiempo.
Con sus ojitos de Remi, me viò fijamente y me dijo "eso es todo para mi, por el momento està genial, no quiero perderte de nuevo".
_____________________________________________________________________________________

Salimos del cafè, caminamos un rato sin direccion, con el aire frio en la cara. El me rodeò con su brazo flaco y me dijo que estaba muy feliz. Yo tambièn le dije que me daba gusto, era cierto.
Despues de unos cuarenta minutos de caminata en silencio y sin sentido, abrazados, como quien abraza un sueño casi perdido, le pedì que me acompañara por mi auto.
_____________________________________________________________________________________

Llegamos a la puerta de mi prìncipe (o sea mi chevy azul). Realmente ninguno de los dos querìa despedirse, pero era el momento. Me dijo muchas cosas, entre ellas que no nos perdieramos la pista, que nos comunicaramos semanalmente, que por favor no me alejara. Solo le dije que no serìa asì, que yo sabia mantener una amistad y que no tenia que preocuparse por ello.
Se acerco a mi y me abrazò, esta vez ya no habia nervios, solo un abrazo apretadito y eterno (por un momento pense que no me soltarìa y que sacarìa sus colmillos) y me dijo al oido que ya no queria perderme.
_____________________________________________________________________________________

Subi al auto, sinceramente un poco shockeada. Lo encendi y en automàtico comence a conducir. Con los pensamientos revueltos me internè en el tràfico horrible de hora pico, al fondo la voz de Jarvis Cocker intentaba aconsejarme:
"...You are the dream I never should have caught
You are the cut that makes me hide my face
You are the party that makes me feel my age
Like a car crash I can see but I just can't avoid
Like a plane I've been told I never should board
Like a film that's so bad but I've got to stay till the end
Let me tell you now: it's lucky for you that we're friends."

_____________________________________________________________________________________

Despuès del shock, estoy escribiendo esto. He decidido no pensar en el futuro, no se si lo vea de nuevo o si de plano decida olvidarlo, es muy pronto para tomar un camino. No se si siento lo mismo con respecto a el.
No se si mi pàncreas rebelde lo deje entrar. Creo que puede ser demasiado tarde, quiza otra persona ya està acampando en los islotes.
El tiempo lo dirà.

3 comentarios:

miss eccetera dijo...

diría maluza:
NOOO COMETAS MIS ERROOOORES!!!!!
y dile a tu cerebro que se calle, a veces debemos aventarnos (aunque el madrazo sea feo y doloroso) :)

kat dijo...

buuuuaaa, cierto, ya perdi un bicho de esa manera. Maluza es una sabia, pero necesito tiempo para ponerme en orden, mmm digamos unos quince dias jejejeje!

Veamonos pronto miss, ojala que se pueda ya que termine el embrollo de su tesis, tengo hartas ganas de tomar cafè con ustedes.

miss eccetera dijo...

ah pus usté diga y yo puestísima como calcetin con rombos man! :)